La triste realidad de Vero, el fenómeno que quiere acabar con Facebook e Instagram

20MINUTOS

  • Se ha convertido en la app de moda… Pero analistas han sacado a relucir razones por las que acabará olvidada.

Vero

Aunque lleva entre nosotros desde mediados de 2015, lo cierto es que Vero ha irrumpido en los últimos días gracias a una potente campaña publicitaria que ha sido muy efectiva y que ha hecho que decenas de medios especializados, analistas y vloggers vuelvan su mirada a esta app que, aseguran, tiene un poco de Facebook, Instagram y Twitter.

Se ha convertido en todo un fenómeno y ha sumado miles y miles de usuarios en muy pocos días, pero ¿qué es Vero? En The Next Web destacan de ella que se parece, especialmente, a las redes sociales más populares. Se puede interactuar con usuarios al estilo Instagram o Twitter tanto de forma pública como privada y, en lugar de mostrar los contenidos en base a un algoritmo como hace Facebook, lo hace de forma cronológica. Esto recuerda a Twitter, de la que también hereda la forma de seguir a personas, aunque los medios especializados insisten en que su mayor parecido es con Instagram.

Permite segmentar la audiencia a la que te diriges y también ‘borrarte’ de las búsquedas que hacen otros usuarios. También puedes elegir qué tipo de contenidos ver según tus contactos, algo que ha sido bautizado como ‘Colecciones’ y que consiste en categorizar y seleccionar qué tipos de contenidos quieres ver. Por el momento es gratuita (para el primer millón de usuarios registrado, según su campaña publicitaria) y existe una versión para Android y otra para iOS.

Hasta aquí, a grandes rasgos, lo que sería esta app de la que todos hablan. Sin embargo, lejos de los elogios, los mismos medios que hablan de ella han destacado varias de sus ‘vergüenzas’, y no solo técnicas.

Errores de todo tipo

Para empezar, la agresiva campaña publicitaria no ha venido acompañada de calidad en cuanto a experiencia de usuario se refiere. En fase beta aún pese a llevar algunos años en el mercado, su buscador da muchos problemas y fallos, los mismos que en ocasiones encuentra un usuario que quiere realizar una publicación. A veces es casi imposible actualizar el avatar y cuenta con un menú que convendría simplificar, como explican desde ComputerHoy.

Sobre el diseño, desde The Next Web lo califican de “repelente“, y añaden que de primeras el usuario se encuentra con una app en la que no se sabe muy bien qué hacer y en la que los errores antes mencionados llegan a resultar desesperantes.

El mismo medio asegura que Vero acabará, en el mejor de los casos siendo comprada por algún gigante tecnológico, aunque lo normal es que muera como Ello, Mastodon y otra decena de intentos similares.

Para darte de alta en Vero, debes aportar nombre, correo y número de teléfono, algo normal, aunque lo preocupante llega cuando al revisar los términos y condiciones de uso, todos tus datos pasan a ser propiedad de la red social y pueden ser utilizados sin tu permiso, según avisan desde Gizmodo, que añaden que tampoco es fácil darse de baja. Algo que sorprende después de las críticas que han tenido en el pasado gigantes como Facebook por lo mismo.

Un fundador y CEO multimimillonario que tampoco gusta

Además de estos y otros fallos, que deberían estar solucionados cuanto antes para poder competir con las reinas de apps sociales, otro problema ha venido por su fundador y CEO, Ayman Hariri, cuyo pasado también puede costar más de un disgusto a Vero.

Según recuerdan desde Gizmodo, Ayman Hariri, hijo del que fuera primer ministro de Líbano Rafic Hariri, amasó la mayor parte de su fortuna a través de tramas corruptas a partir de negocios inmobiliarios, muchos gestionados desde la constructora Oger, de la que Ayman fue director ejecutivo y vicepresidente.

Oger siempre estuvo rodeada de polémicas y escándalos. Las acusaciones de impagos y explotación laboral fueron constantes. Tal eran las condiciones de trabajo a las que sometía a sus empleados que obligó al gobierno saudí a intervenir, lo que supuso el cierre de la compañía.

También son muchos los que ven con preocupación la estrecha relación de Ayman Hariri con Rusia. No solo la mayoría de programadores de Vero son rusos sino que la amistad de Ayman con Vladimir Putin es vista con recelo por varios analistas que recuerdan las diferentes polémicas en las que está envuelto el gobierno ruso en la actualidad por su supuesto intervencionismo en campañas electorales a través de las archiconocidas ‘fake news‘.

Source: 20′ Tecnologia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *