La desconexión tecnológica, la mejor receta para recargar pilas en vacaciones

EFE

  • Un estudio de la OCU alerta de que el 25 % de los españoles son adictos al móvil.
  • Su accesibilidad, rapidez, la experiencia que plantea, el escape temporal de las tensiones que ofrece o el estatus social que simbolizan, hace de las nuevas tecnologías la droga más adictiva.
  • Como ayuda para esta desconexión, Miguel Perelló, experto en adicciones, apuesta por el yoga o la meditación.

Una joven con móvil

Conectarte a internet, consultar las redes sociales o el Whatsapp y jugar con el móvil o la tableta de manera habitual en vacaciones impide desconectar de los hábitos y obligaciones diarios y recargar pilas. Los psicólogos creen que la mejor receta para ello es la desconexión tecnológica.

Un estudio de la OCU alerta de que el 25 % de los españoles son adictos al móvil.

Según el experto en adicciones Miguel Perelló, su accesibilidad, rapidez de conexión, las experiencias que plantea, el escape temporal de las tensiones que ofrece o el estatus social que simbolizan, hace de las nuevas tecnologías “la droga más adictiva”.

El psicólogo clínico asegura que las adicciones a los dispositivos móviles se caracterizan “por comportamientos compulsivos” y por “la ansiedad que produce si no se tiene acceso a ellos” e incluso en algunos casos los adictos “se vuelven irritables y con estallidos de ira y de violencia”.

Para estos pacientes, propone terapias más estrictas “de desconexión total o acceso limitado y muy controlado” aunque, en general, sugiere “tener el móvil metido en un cajón y solo mirarlo por la mañana, a mediodía y por la noche, como tomar una pastilla”.

“Las vacaciones son una desconexión de aquellas obligaciones, responsabilidades y hábitos diarios y están para desconectar, incluidas las nuevas tecnologías”, apunta el especialista, que recomienda que al ir a la playa o al monte “se deje el móvil y la tabletas en casa”.

Perelló incide en que hay que distinguir entre los que utilizan las nuevas tecnologías para acceder a una adicción como el sexo, de los “adictos puros a las nuevas tecnologías”, una adicción enmarcada en el grupo de las “no tóxicas” y que supone estar enganchados a “juegos, visita a webs, y especialmente a Youtube o redes sociales”.

Cuando por primera vez en España una empresa ha reconocido el derecho de los trabajadores a la desconexión digital, el experto admite que hay quienes necesitan los dispositivos móviles para su trabajo y que estos son los adictos “más difíciles porque no pueden dejar de tener contacto con la vía adictiva, la tecnología”.

Para aquellos que sin llegar a la adicción, deban gestionar el uso de las tecnologías en el trabajo, recomienda “hacer descansos e incluso, apagar el móvil cuando concluye la jornada laboral“.

Como ayuda para esta desconexión, Perelló apuesta por el yoga o la meditación, unas prácticas “buenísimas para toma conciencia del momento y del presente” y centrarse en uno mismo frente a ver “lo que pasa a tu alrededor a lo que te invitan las nuevas tecnologías”.

Source: 20′ Tecnologia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *