España registra 120.000 incidentes en ciberseguridad en 2017, una cifra récord

EFE

  • Según Incibe, en 2014 la cifra se situaba en 18.000 incidentes.
  • La cifra va en aumento “no solo porque se incrementan los ciberataques sino porque cada vez hay mayores capacidades de detectarlos”.
  • Hace falta más formación, ya que en 2020 quedarán “un millón de puestos de trabajo sin cubrir” relacionados con la ciberseguridad en Europa.

Ciberataque

Más de 120.000 incidentes de seguridad en internet han sido registrados por el Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (Incibe) en 2017, una cifra récord que aumenta de año en año y que en 2014 se situaba en los 18.000, según el director de este organismo, Alberto Hernández.

Lo ha anunciado en el encuentro informativo EFE-Forum sobre ciberseguridad, organizado por la Agencia EFE, en el que han intervenido la fiscal de sala de la Fiscalía de Delitos Tecnológicos, Elvira Tejada; el subdirector adjunto de la Inspección de Datos de la Agencia Española de Protección de Datos, Luis de Salvador Carrasco, y el director de Prevención de Pérdida, Continuidad y Seguridad de Abanca, Roberto Baratta.

En este foro, en el que también ha participado el catedrático de Derecho Administrativo y delegado de Protección de Datos del Consejo General de la Abogacía Española, Jose Luis Piñar, el director del Incibe ha apuntado que la mayoría de los incidentes registrados en internet están relacionados con motivaciones económicas.

En 2015, se registraron 50.000 incidencias de ciberseguridad por el Incibe, y en 2016 fueron 115.000, una cifra que va en aumento “no solo porque se incrementan los ciberataques, sino porque cada vez hay mayores capacidades de detectarlos”, ha explicado.

Hernández ha alertado de la necesidad de que se protejan los equipos informáticos, teniendo en cuenta que “el virus de mayor impacto” que existe ahora en España “se desarrolló en 2007” y eso que ya a los pocos meses de propagarse se creó un antivirus.

La ciberseguridad, según ha afirmado, también constituye “una oportunidad de negocio”, teniendo en cuenta que a nivel mundial ha crecido el sector en un 12% y un 13% en España, lo que lo sitúa por encima de la media europea.

Ha apuntado la necesidad de que se formen expertos en seguridad informática, ya que se calcula que en 2020 quedarán “un millón de puestos de trabajo sin cubrir” relacionados con la ciberseguridad en Europa.

Este foro comenzó con la intervención de Baratta, quien ha incidido no solo en la necesidad de concienciar a la población sobre el tema de la ciberseguridad, sino de generar confianza en los canales digitales de bancos, teniendo en cuenta que el nivel de regulación de las entidades financieras en ciberseguridad y protección de datos “es alta”, ha explicado.

En el caso de Abanca, los niveles de fraude son “bajísimos”, ha explicado Baratta, que ha puesto de manifiesto estudios que apuntan que el 90% de los “incidentes serios corporativos” en ciberseguridad vienen determinados por una “mala praxis humana”.

Por su parte, la fiscal Elvira Tejada ha mencionado los nuevos delitos que se han ido tipificando relacionados con la seguridad informática en España, al recordar las modificaciones del código penal que se hicieron en 2010 y 2015. Ha hecho hincapié en la necesidad de que los estados armonicen la legislación en esta materia, teniendo en cuenta que la ciberseguridad “es un fenómeno que no tiene fronteras”.

Además, todo esto hay que conjugarlo con los derechos y libertades fundamentales de las personas, “ya que no se puede luchar contra la ciberdelincuencia rompiendo las reglas de juego del mundo físico”, ha apuntado.

El nuevo reglamento europeo de protección de datos, que entrará en vigor en mayo, también ha formado parte de este encuentro en el que el catedrático Piñar ha advertido del cambio de escenario que supondrá esta nueva normativa que potenciará las garantías de los ciudadanos.

Para la aplicación de este nuevo reglamento, que introducirá la figura obligatoria del delegado de protección de datos en cada país, en España se deberá modificar una ley orgánica, que está en trámite parlamentario, ha recordado.

En este encuentro, el subdirector general adjunto de la Inspección de Datos se ha referido a la necesidad de educar a la población en esta materia, a jóvenes, pero también a mayores, que se están introduciendo en el campo de las nuevas tecnologías.

También ha hecho alusión a las pymes, que tienen características diferentes de las grandes empresas, y que también se deben proteger, ha dicho. No obstante, y aunque hay que ser consciente de los riegos, no hay que ser alarmistas ya que la población cada vez está más concienciada, ha concluido.

Source: 20′ Tecnologia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *